Biblioteca

Creación o Evolución

La Unión Parte 1

Situaciones aparentemente pequeñas que te hacen caer

Yisrael, no te establezcas en Kennán

Yoséf, hijo amado y hermano odiado

Yoséf: reencuentro de los hijos de Yaakov

Moshé: retos al ser llamados por el Eterno

Actitud de faraón: la necedad del mundo

Libertados y probados en el desierto

Escuchando la voz del Eterno – Parte I & II

Llamado a la justicia y la consagración – Parte 1 & Discípulos de Yeshúa en las naciones – Parte 2

El Eterno puede vivir en nosotros

Vestiduras ministeriales: vestidos para el propósito del Eterno

Dones y habilidades para obedecer al Creador

Sin dudar, ser pacientes en el Eterno

Construcción del Mishkán y sus utensilios

Dirigidos por la columna de nube

Hacer la paz con el Eterno

Limpiando el pecado para acercarse al Eterno

Limpiando la culpa sin pretextos

Instrucciones adicionales sobre los corbanot

Instrucciones adicionales sobre los corbanot 2

Listos como ministros para servir al Eterno

Iniciando nuestro servicio sin traer fuego extraño

Una dieta y costumbres para el verdadero creyente

Un servicio consagrado y apto al Eterno

Una dieta y hábitos de un verdadero creyente

La inmundicia de la carne, una enfermedad espiritual Lev 13 y 14

Nuestro cuerpo, un santuario consagrado

Leyes sobre impurezas

Levítico 17

La inmoralidad un obstáculo en nuestro peregrinar

La inmoralidad un obstáculo en nuestro peregrinar. Parte 2

Orden y Tareas en la estepa Num 1-2

Orden y tareas en la estepa Num 3-4

Celo por lo puro y consagrado Num 5-6

Esperar en consagración y avanzar en la señal del Padre Num 7-8

Esperar en consagración y avanzar en la señal del Padre (Números 9 y 10)

LA LENGUA QUE COME Y HABLA MALDICIÓN (Números 11 y 12)

Una promesa eterna solo para valientes y obedientes (Números13 y 14)

El rebelde ve de lejos la promesa y es tragado por su pecado (Números 15 y 16)

Nuestra herencia y purificación en Yeshúa, el verdadero Cohen Hagadol (Números 17 y 18)

Batallas contra las adversidades de la tierra y la carne en la estepa (Números 19 y 20).

Un servicio consagrado y apto para el Eterno Lev 21 y 22

El ciclo festivo, una guía en nuestro peregrinar Lev 23

Sin blasfemias y peregrinando en la luz de Yeshúa a la redención eterna. (Levítico 24 y 25)

¡Cuidado con caer en apostasía! (Levítico 26)

Celo por lo puro y consagrado (Números 5-6)

113 Un desafío más la doctrina de Balaam (Números 21 y 22)

El remante hereda la promesa y la responsabilidad que esta lleva (Números 25 y 26)

EL REMANENTE HEREDA LA PROMESA Y LA RESPONSABILIDAD QUE ESTÁ CONLLEVA (Números 27 y28)

El remanente hereda la promesa y la responsabilidad que esta lleva (Números 29 y 30)

EL COMFORMISMO ESPIRITUAL NOS LLEVA A LA ASIMILACIÓN DEL MUNDO (Números 31 y 32)

En nuestro peregrinar aprendemos que el Eterno es nuestra herencia y refugio (Números 33 y 34)

EN NUESTRO PEREGRINAR APRENDEMOS QUE EL ETERNO ES NUESTRA HERENCIA Y REFUGIO (Números 35 y 36).

Recuerda estas palabras para vencer tu carne y no perecer

NO AÑADAS NI QUITES, CUMPLE CON TEMOR (Deuteromio 4-6)

Shema… el Eterno es uno y no lo olvides (Deuteronomio 7 y 8)

NO ES POR NUESTRA JUSTICIA SINO POR LA DEL ETERNO (Deuteronomio 9 y 10)

Un Elohim y santuarios únicos (Deuteronomio 11 y 12)

Escucha y aliméntate de la verdadera instrucción (Deuteronomio 14)

Un pueblo íntegro con un juez, rey, ministro y profeta verdadero (Deuteronomio 17 y 18)

Un testimonio íntegro de nuestro refugio en el Padre (Deuteronomio 20)

Una vida en la instrucción, para no ser excluidos de la congregación. (Deuteronomio 23 y 24)

Guarda tú herencia obedeciendo y exterminando la rebeldía (Deuteronomio 26)

Un corazón renovado y circuncidado sin indiferencia ante el pecado (Deuteronomio 29 y 30)

UN CÁNTICO PARA ESFORZARNOS EN OBEDIENCIA Y SANTIDAD

Nacimiento del Redentor que la profecía anunció. (Mateo 1 y2)

El reino se acercó porque escrito está. (Mateo 3 y 4)

Bendecidos los que son la sal y luz de este mundo. (Mateo 5)

Una recompensa y justicia celestial (Mateo 6 y 7)

Parábolas del reino para alimentarnos de la palabra y no hundirnos en las naciones (Mateo 13)

MATEO 14 MUERTE DE JUAN

¿Quién es el mayor en el reino? Mateo 17 y 18

En el principio no fue así: con pasiones, afanes y ceguera (Mateo 19)

MATEO 20:1-16 LOS OBREROS DE LA VIÑA

Elegidos para arrebatar el reino y permanecer en él (Mateo 11)