JUAN 2:1-12 LAS BODAS DE CANA:

Por Jackeline Jimenez

En secuencia a los días transcurridos después del bautizo de Yeshúa (Juan 1:29-34), el primer día después de ese importante hecho Andrés y su hermano Pedro tienen un acercamiento con Yeshúa y vendrían a ser de sus primeros discípulos (Juan 1:35-42). En el segundo día continua el llamado a Felipe y Natanael (Juan 1:42-51). Y aun al tercer día se continua con más novedades en el Cap.2 de Juan, narrando el primer milagro de Yeshúa:

JUAN 2:1-12 LAS BODAS DE CANA:

Este hecho tuvo lugar en Cana una ciudad de Galilea mencionada en Isa.9:1 como “Galilea de las Naciones” (“Galilea de los Gentiles”), indudablemente por motivo de la gran población de no judíos que allí vivía. Era una región en la que se relacionaban judíos y paganos. Limitaba con Fenicia, Batanea y Traconítida, al sur con Samaria, y al este con las regiones del otro lado del Jordán –Transjordania– donde se encontraban las diez ciudades helenísticas o Decápolis.

En una fiesta de bodas a la que son invitados Miriam madre de Yeshúa, él y sus discípulos, se termina el vino el cual era de suma importancia en la celebración según las costumbres hebreas, por lo que era deber de los nuevos esposos tener vino suficiente para servir a todos sus invitados durante la boda, quedarse sin vino se consideraba un estigma y era reprobado por la sociedad.

Ante tal situación vemos a una mujer dispuesta a ayudar, su madre (Miriam) pide intervenir a su hijo Yeshúa, conociendo ella misma su capacidad para remediarlo, porque no era un ser humano común, sino tenía procedencia divina, ella lo había concebido de forma sobrenatural narrada en evangelios anteriores, y se le dijo quién era Yeshúa y que haría (Mat.1:18-25).

20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Yeshúa, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel.

A pesar de Yeshúa tener la capacidad de hacer cualquier cosa, sabía por encima de eso que todo tenía su tiempo y no era ante cualquier situación cotidiana, por eso le dice: ¿Que tienes conmigo? Llamándola mujer y no madre. Aun así, accede a la petición de su madre.

El milagro consistió en literalmente convertir agua en vino.

V.6 “Y había allí seis tinajas de piedra, puestas para ser usadas en el rito de la purificación de los judíos; en cada una cabían dos o tres cántaros.” Diferentes versiones varían en la capacidad que tenían las tinajas poco más o menos de 100 litros. Las cuales cita se usaban para un rito de purificación judía: Incluye lavarse las manos y los pies o la inmersión total en “agua viva” (es decir, el mar, un río, un manantial o en un estanque H4723 miqveh, o baño ritual). Llevado a cabo antes de los servicios religiosos, antes y después de los alimentos o en otras ocasiones especiales.

Esas 6 tinajas de capacidad aprox.de 100 litros cada una, fueron las que los sirvientes llenaron de agua “hasta arriba” según el texto. Sin duda trabajo completo y no a medias. Para finalmente ser servido al maestresala/catador=es decir al criado principal que servía la mesa de un señor y probaba la comida para garantizar que no contenía veneno.

Yeshúa realizó este milagro no nada más para que la celebración no se viera turbada por falta de vino, sino para por encima de razones terrenales este milagro era una señal y contenía un mensaje.

  • Señal:Este principio de señales hizo Yeshúa en Caná de Galilea, y manifestó su esplendor; y sus discípulos creyeron en él (V.11).
  • Mensaje: Así como una boda consta de compromisos mutuos entre los novios, así Yeshúa como esposo con la desposada (Israel) donde nosotros somos solo invitados, Yeshúa con su obra (muerte y resurrección) iba a proveer el vino que bíblicamente representa el pacto renovado en él (Mateo.26:28), pero este estaba reservado para el final, más delante de ese tiempo, cuando muriera.

V.10 Maestresala: “Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; más tú has reservado el buen vino hasta ahora”.

Y así como el vino de la boda era mejor el posterior, así el pacto renovado sería mejor que el anterior: Pero ahora Él ha obtenido un ministerio tanto mejor, por cuanto es también el mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas (Hebreos 8:6).

V.12 Después de esto descendieron a Capernaum, él, su madre, sus hermanos y sus discípulos; y estuvieron allí no muchos días.

En este último verso se muestra que Miriam no fue únicamente la madre de Yeshúa, sino que tuvo más hijos después de él que fueron sus hermanos, siendo algo que la religión católica y algunos sacerdotes contradicen, conservando un estado virgen para que su imagen sea inmaculada. El punto es no irse a extremos como la inmaculada o tampoco por el contrario algo impoluto como otros dicen que fue violada por un romano, sino verla como un instrumento usado por el Creador para traer a Yeshúa y que después siguió su vida con José su cónyuge, el cual se dice que “no la conoció hasta después del nacimiento de Yeshúa” (Mat.1:25).

JUAN 2:13-22 YESHÚA PURIFICA EL TEMPLO: En su mayoría este relato se narra casi al final de los evangelios anteriores, pero en este caso Juan lo narra al principio de su evangelio. De lo cual podemos pensar en 2 posturas:

  1. El discípulo Juan no va por orden en su narración
  2. Está registrando 2 diferentes fiestas de Pésaj, esta primera siguiendo con las demás fiestas Juan 7:10-24 con Sukot, Juan 10 con Januca, hasta terminar el ciclo y volver a empezar con la siguiente y última pascua, donde Yeshúa es entregado.

(Sin embargo, Yeshúa no hace la purificación del templo 2 veces, es más probable que Juan no va en orden).

Las traducciones bíblicas que tenemos actualmente adjudican el Pésaj a los judíos “Pésaj de los judíos” Sin embargo, las fiestas no solo son para los judíos como se suele pensar, sino que el Creador las estableció en Lev.23 para todo aquel que se añadiera al pueblo. Este cambio y traducción “Pésaj de los judíos” se remonta al II Siglo en el concilio de Nicea.

Yeshúa al entrar al templo mira el comercio que había en él, el cual aumentaba por las festividades como Pésaj, Sukot, Shavuot (3) fiestas de peregrinación para los judíos que venían a hacer sus sacrificios y ofrendas (Deut.14:26), por ello es que se encontraban vendedores ahí para el servicio del templo.

Pero Yeshúa lo que ve mal es que predominaba en ese lugar el comercio y enriquecerse por encima del propósito verdadero del templo que era servir al Padre, por ello su actitud de volcar puestos, azotar cuerdas y demás…. Que va en contra de la imagen religiosa que ponen de Yeshúa como alguien de puro amor y paz, pero aquí vemos una actitud celosa por lo bueno. Así como otros personajes en la escritura como Pinjas (Num.25:13-30).

En anteriores evangelios se citaban las escrituras de los profetas, pero en este evangelio según Juan, dice: Los discípulos se acordaron de la escritura de los Salmos 69:9 El celo por tu casa me consume; sobre mí han recaído los insultos de tus detractores.  Cumpliéndose esta escritura en Yeshúa y sus discípulos reconociéndolo como aquel de quien estaba escrito.

Sin embargo, al contrario de sus discípulos los judíos no se acordaron de esa escritura, sino al contrario le exigían una señal para que él hiciera esas cosas, como demandando una autoridad que le permitiera actuar así.

Yeshúa más que mostrarles una señal inmediata, les anuncia la destrucción del templo que sería reconstruido en 3 días en su cuerpo mismo. Hablando de su muerte y resurrección. Pero para los judíos cegados por su tradición y por los años en que el templo tardó en construirse (46 años) les era imposible creer en ello. Mas para los discípulos les sirvió para más adelante recordarlo en el momento correcto cuando Yeshúa resucitara.

JUAN 2:23-25P YESHÚA CONOCE A TODOS LOS HOMBRES: Denotando la imperfecta condición humana en la que estamos, y por la que Yeshúa no se fiaba o se confiaba de quienes decían creer en él por sus señales en Jerusalén. Es de donde aprendemos que efectivamente nuestra condición no nos ayuda, pero lo importante de creer es que nos lleva a hacer (obedecer) es decir (una fe con obras para que no sea muerta según Santiago 2) Así como esos frutos que Yeshúa exige para conocer a las personas Mat.7:15-20.

BIBLIOGRAFÍAS:

https://www.ivoox.com/evangelio-juan-caps-1-19-al-4-audios-mp3_rf_1228782_1.html
https://www.vinetur.com/2021030163488/la-ceremonia-del-vino-en-bodas.htm
https://www.studocu.com/latam/document/pontificia-universidad-catolica-madre-y-maestra/teologia/galilea-en-tiempo-de-jesus02/18204859
https://www.lavanguardia.com/vida/20161222/412790666052/entre-galilea-y-jerusalen.html#:~:text=La%20Galilea%20de%20las%20Naciones,diez%20ciuda

http://smapa.gob.mx/cultura/judaismo.php#:~:text=Las%20abluciones%20son%20ejemplo%20de,o%20en%20otras%20ocasiones%20especiales.