NO ES POR NUESTRA JUSTICIA SINO POR LA DEL ETERNO (Deuteronomio 9 y 10)

Por: Jackeline Jiménez

Introducción: Continúan las palabras a la nueva generación del pueblo Israel,está vez con un mensaje que esclarecía la verdad de las cosas, tal y como son realmente, más de lo que muchas veces se gusta oír: “No se trataba de su justicia, era la del Creador”…palabras que en primera instancia no suenan muy bien o no son de lo más agradables por escuchar, pero en ellas está la verdad y el orden; esas palabras son las mismas que debemos escuchar actualmente teniendo los pies bien puestos sobre la tierra y no dejándonosllevar por el sonido del mensaje motivacional o de amor que se promueve en las iglesias o psicología,que son palabras que tiende a buscar el ser humano por suego, su naturaleza y distintasrazones más, que lo hacen sentirse mejor al escuchar lo que sequiere escuchar,pero no es la verdad.

Capítulo 9:En breve Israel cruzaría el río Jordán, la única división hacía la tierra prometida, por tanto cada vez estaban más cerca de tomarla lo cual no sería tarea fácil,  así se los muestra Moisés a través de suspalabras, haciendo énfasis en escucharlas, no para desilusionarlos,sino todo lo contrario para llevarlos a la acción teniendo en cuenta que se enfrentaríanadescendientes de gigantes, una raza que dio lugar a las grandesnaciones en número y poder que habitaban en grandes ciudades fortificadas con muros, peroaunque las naciones estuvieran en ventaja sería elpueblo de Israelquienes los desposeerían de sus ciudades…teniendo presenteque no sería por su propia mano, después de todo Israel eraun pueblo en menor número y en desventaja militar, así que solo sería graciasal poder del Creador. Una vez que la tierra prometida pasara a posesión del pueblo Israel debían tener bien claro el¿porqué?R=

1.-No es por tu justicia ni por la rectitud de tu corazón que entras a poseer la tierra de ellos.

2.-Sino por la perversidad de estas naciones es que el Creador las expulsa de delante de ti.

3.- A fin de confirmar la palabra que el Creador juró a tus padres: Abraham, Isaac y Jacob.

Al mismo tiempo cuidándosede su corazón, que es engañoso y del que provienen los malos pensamientos como: El pensar que había sido “por su justicia” evidentemente No era así y se puede ver a través de diversos sucesos y situaciones que se dieron a lo largo del tiempo (desde la salida de Egipto), en las que Israel se había mostrado como un pueblo de dura cerviz, que está relacionado a como actúa duramente el yugo en la nuca de un animal  indómito; Moisés menciona algunas de esas situaciones en las que no solo los extranjeros sino el mismo pueblo de Israel se caracterizó de esa manera:Idolatría del becerro de oro: (Ex. 32), Aguas de la rencilla (Ex. 17), Tumbas de los codiciosos: (Nm. 11) y cuando dudaron en tomar la tierra prometida por los gigantes (Nm.13).

A través de esas situaciones se muestra un intermediario (Moisés) señalando a ese intermediario que vendrían a ser el Mesías.No era un papel fácil de llevar a cabo, implicaba tomar la responsabilidad de todo el pueblo ante el Creadorsin importar lo que implicara.

Capítulo 10:Se desarrolla en lo sucedido y relatado en (Éxodo 34:1-10) después del pecado al becerro de oro,en ese contexto Moisés como intermediario intercede a favor del pueblo y en respuesta el Creador da unaoportunidad (No por su justicia: que fueran buenos/justos) sino todo lo contrario, de igual manera ocurre con nosotros, el Creador nos da una oportunidad solo a través del Mesías quien fungió como ese intermediario para no tener como fin la destrucción.

Algo que debemos cumplir, siendo y dando lugar al pacto del Creador con todo aquel que pasa a ser su pueblo, tanto dentro de sus tiempos como ahora,el pacto consiste en las leyes e instrucciones del Creador concentradas en 10 frases (No mandamientos),la diferencia es que ahora ya no están escritas en tablas de piedra como se le dieron a Moisés sino que ahora a través del Mesías esas mismas palabras se encuentran en la mente y corazón de la persona.

Siendo así, una vez que están los medios y eseintermediario, lo que el Creador no solo pide a voluntad, sino que exige en el pacto es:

  1. Temor: Más que reverencial, que lleva a actuar y a cumplir lo siguiente 👇
  2. Obediencia:Que demuestra el amor no solo emocional sino reflejado en obras 👇
  3. Amor: Basado en el Shema: amarás al señor con todo tu corazón, alma y fuerzas.

Esto no solo se le exigió al pueblo Israel en su tiempo,sino hasta ahora es algo que se nos exige a nosotros, aceptar ese pacto a través del Mesías, dando lugar a una verdadera fe basada en estos requisitos y no sostenida bajo una perspectiva de gracia, un amor falso y sin ningún temor.

Es lo que el Creador “poderoso de poderosos” “señor de señores” a quien pertenece la tierra y todo lo que hay en ella y más allá incluso los cielos de los cielos, con características como (poderoso, temible, justo)dice al pueblo Israel que para ese tiempo ya eran como las estrellas del cielo y la arena del mar en multitud, unadescendencia escogida por sobre todos los demás pueblos: teniendo como marca la circuncisión que se le ordenó a Abram y su descendencia, en ese tiempo presente en la carne.Mencionando su verdadero significado y dónde toma valor la circuncisión másque física en la carne,debía estar principalmente presente en el corazón y no ser más duros de cervizpara cumplir con el pacto, posteriormente uno de los autores que lo confirma en sus cartas es Pablo:

Romanos 2:25-29 Pues ciertamente la circuncisión es de valor si tú practicas la ley, pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisiónse ha vuelto incircuncisión. 26 Por tanto, si el incircunciso, cumple los requisitos de la ley, ¿no se considerará su incircuncisión como circuncisión? 27 Y si el que es físicamente incircunciso guarda la ley, ¿no te juzgará a ti, que, aunque tienes la letra de la ley y eres circuncidado, eres transgresor de la ley? 28 Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la externa, en la carne; 29 sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Elohim.

Conclusión: Con eseúltimo e importante mensaje terminan estás palabras que hasta hoy debemos seguir escuchando, teniendo presente que no es por nuestra justicia sino por la del Eterno y gracias a ese intermediario ya predestinado desde ese tiempo. Debemos perseverar cumpliendo nuestra parte del pacto con los requisitos y un corazón circuncidado.